jueves, 11 de diciembre de 2008

Nos vemos, ¿no?





Espero veros. Esta es una de esas ocasiones en las que hay que unirse, demostrar que estamos contra todo aquel que quiere limitar nuestro derecho a existir. La iglesia católica ha puesto entre dicho que en ciertos países el simple hecho de ser gay, lesbiana o trans pueda tener consecuencias. Ya no hablamos del sufrimiento de crecer en un mundo heterosexista en el que hay que salir del armario, de que se recorten los derechos civiles, etc. No, hablamos de la prohibición de existir, de ser uno/a mismo/a. Y es que en algún momento habrá que ponerse en frente, y ahora es el momento ¿No?. El sábado darme las respuesta

2 comentarios:

Shangay Lily dijo...

Allí estaremos. Este es el momento de hacerle saber a esa basura eclesiatica que no nos vamos a quedar cruzados de brazos.
Yo estaré en Madrid frente a la Almudena a ver si el corrupto Rouco varela me escucha.

Deabrutxiki dijo...

Como estaremos a 600 kilómetros de distancia, estaría bien que luego compartiéramos impresiones