miércoles, 5 de noviembre de 2008

No es para tanto

A veces me gustaría ser ingenuo, me gustaría poder creer en mundos mágicos, que la vida fuera como las películas que emiten Disney Channel y que los buenos pudieran, tras una pelea derrotar a los malos. Pero no es así, no señor, la realidad es más cruda, aunque no complicada, pues los malos siempre ganan. Bueno, eso demagogia, si es cierto que todo es más complicado, pero no lo será en la nueva elección estadounidense, en la que un presidente (de hecho negro) haya llegado a la casa blanca. Hillary, que tampoco era de mi agrado, ya se quedó en las puertas demostrando que los yankees noestán preparados para tener una mujer presidente, prefieren un hombre, de la raza que sea. Un presidente que no se alejará de los valores cristianos que nos rechazan todos los derechos, del capitalismo y del imperialismo.

2 comentarios:

Shangay Lily dijo...

Es verdad que los malos siempre ganan. A mi Hillary me decpcionó mucho cuando apoyó la guerra de Irak y se enfrentó al colectivo feminista "Pink" que le pedían que recapacitase y ella dijo que "defendré a mis ciudadanos como sea". pero a pesar de ese patinazo Hillary es millones d eveces más honesta y mejor polico que Obama. De hecho, Obama le ha copiado la mayoría del programa. Obama es una creación de marketing a lo MTV vacío de contenino y lleno d eimagen y eslóganes, penoso.
Gracias por tu blog y a ver si te animas y escribes más que siempre e sinteresante tu visión.

Deabrutxiki dijo...

Sólo hay que leer las epistolas que le dedican en las secciones de opinión muchos: creo que se han cegado. Espero que no les duela al abrir los ojos y vean que es un elemento más del entablado yankee. Aunque reconozco que por lo menos parece ser que aunque no el contenido, sí va a cambiar las formas, que, de momento, no manifiesta la chulería de un descerebrado como Bush.
Gracias a ti por tu visita y comentario