sábado, 19 de mayo de 2007

Los gemelos golpean demasiadas veces

Con este post quiero volver (y no me cansaré) de denunciar la tropelía que están cometiendo ese par de hijos de su madre en Polonia. Y es que la situación es preocupante. Y lo es por dos motivos muy claros:

- No se puede permitir que un país tenga unas políticas homófobas, sea este el que sea, y máxime, cuando al ser parte de la UE hay más mecanismos para la presión internacional que otros.

- No se puede permitir que esa homofobia institucionalizada se propague como el cáncer que es por toda Europa.

Con ocasión del día contra lo homofobia (que en los medios sólo se hablo del día de la informática), fue invitado Robert Biedron, presidente de Campaña contra la Homofobia, una de las dos únicas asociaciones LGTB que existen en el país polaco. Su exposición del tema fue clara: No sólo venimos a pedir ayuda, sino a avisaros de que puede ocurrir en vuestro país. Una alusión clara al castizo refrán de cuando veas las barbas de tu vecino pelar…..

El caso es que tuve el placer de conocerle, de la misma manera que tuve la ocasión de conocer la situación polaca de primera mano, dos meses antes de la entrada en el gobierno de estos impresentables (creo que no me merecen otro nombre) y de su ministro de cultura. A colación de este señor, pude leer las declaraciones que hizo acerca del campamento en el que participé en su país. No supe hasta que punto reír, y hasta que punto llorar. Hasta Aznar sería una reina de carroza al lado de este hombre. La mentira por la mentira, la difamación por la difamación. ASCO. Eso es lo que producen estas personas, que bien, están legitimadas por unas elecciones, pero que no se les puede permitir que hagan lo que quieran; Europa tiene unas reglas claras, y no pueden coger las que le vienen en gana.

Por mi parte, estos señores me van a tener en contra, así como cualquiera partido político que defienda la extirpación de los derechos humanos. Cualquiera que sean estos.

2 comentarios:

Quino dijo...

Ciertamente es una tropelía, pero lo es más que en la UE no les demos aún con la mano más dura... Aunque en las últimas semanas ya se les han cantado un poco las cuarenta: sencillamente tienen que cumplir el marco legal de la UE, que por suerte nos pretege, aunque no sea totalmente eficaz...

Deabrutxiki dijo...

Lo es y vivirlo de primera mano impresiona. Sólo espero que la presión que se esté haciendo funcione. Antes de este gobierno ya la gente se iba a Holanda u otros países para hacer su vida, pero desde que están estos la cosa ha ido en aumento. Y eso no se puede consentir